Sobre nosotros

Alpargatus nace en abril de 2013 desde la idea de dar a conocer a los visitantes que llegan a Madrid, un calzado artesanal hecho en España. 

Manos expertas cosen las materias primas y crean para Alpargatus diseños clásicos y cómodos con vivos colores, o alpargatas de nueva tendencia para nuestros clientes más innovadores.

Desde la Rioja y con denominación de origen, llegan a nuestras tiendas de Madrid y Barcelona las alpargatas planas, destalonadas, cuñas, de fiesta, con todas las alturas que prefieras.

También los caballeros tienen su espacio;  y para ellos hay alpargatas de serraje, con cordones  y de espiga.

La  alpargata es un calzado cómodo y ecológico, que combina el algodón con el yute. En Alpargatus solo podrá encontrarlas cosidas en España; para distinguirlas de las que se trabajan en otros países, podrá fijarse en las puntadas, más pequeñas y trabajadas. Junto con suela vulcanizada, hacen de la alpargata un calzado más consistente y duradero.

Nuestras tiendas están presentes ahora en Madrid y Barcelona

About Us

En verano, nuestros coloridos expositores están repletos de los diseños más vistoso tanto de alpargatas como de menorquinas.

Las menorquinas llegan de la isla balear que les da nombre. Este calzado, de orígenes campesinos, tiene hoy en día un lugar imprescindible en el armario de los que buscan comodidad y originalidad. Cada temporada llegan a nuestras tiendas nuevos modelos llenos de creatividad.

Cuando se acerca el otoño, las tiendas de Alpargatus, comienzan a recibir desde otros puntos de España, calzado para las estaciones de lluvias y frío:

Las coloridas botas de agua, zapatillas para estar cómodo en casa, botas safari para mayores y pequeños, y bailarinas de diseños imposibles para las más arriesgadas. También para los clásicos tenemos la horma de su zapato: los Oxford, de piel española, con cordones o hebilla.

No nos olvidamos de los más pequeños de la casa, también para ellos hay un espacio.

Las princesas podrán llevar alpargatas glitter, menorquinas con brillo y botas de agua divertidas; para los peques que todavía no saben atar los cordones, hay botas safari con velcro.

Tanto las alpargatas como las menorquinas, tienen el sello de Alpargatus, garantía de artesanía española.